Reciclándose de Javascript a Typescript

Miniatura

Si quieres ser un buen profesional del FrontEnd, necesitarás ser un maestro de Javascript. Hablamos de un lenguaje de programación singular,  amado y respetado por todo tipo de compañías. Es sinónimo e hijo de internet. Ha logrado que poco a poco salte de un ecosistema cerrado, el navegador web, a la c1onstrucción de modernas Apps. En estos momentos se utiliza para aplicaciones tan famosas como Skype, Slack, Spotify, Atom, Visual Code… y un largo etcétera. Es la opción favorita para realizar cualquier aplicación de escritorio o una alternativa para smartphone. Y por si no fuera poco, con la posibilidad para realizar un BackEnd (o la lógica de una página dinámica).

Pero ello no lo convierte en perfecto. Es un lenguaje que avanza muy despacio, con pocas novedades en cada versión. No por culpa de su arquitectura o diseño, sino que cada cambio debe nacer de un acuerdo entre navegadores, y su posterior implementación. Lo que provoca negociaciones. Además, que no siempre nos encontramos una buena compatibilidad con viejos navegadores. Sin ir más lejos, la versión Safari 10 no admite la variable local (let). Por poner un ejemplo.

Por estas razones Microsoft desarrolló por su cuenta un lenguaje de programación llamado Typescript. Diseñado por el creador de C#, con el objetivo de mejorar el trabajo para los FrontEnd y desarrolladores Web. Entre sus bondades nos podemos encontrar:

  • Compila a Javascript. Ejecútalo en tus webs.
  • Compatibilidad con viejos navegadores. Deja que haga el trabajo sucio.
  • Tipos dinámicos. Control máxima de tu aplicaciones.
  • Capacidad para importar otros archivos. Olvídate de llenar tu página de enlaces a ficheros Javascript.
  • Validador. Antes de ejecutar tu código podrás ver los errores y sugerencias para repararlo.
  • Opensource.
  • Multiplataforma. Lo tendrás en cualquier sistema operativo.
  • Mantenido por Microsoft y aportaciones de la comunidad.

¿Qué más se puede pedir a Javascript? Es comprensible que Google  Framework Angular) y Microsoft lo utilicen internamente. Sus ventajas atraen a desarrolladores juniors y seniors, armonizando el código de un equipo para un claro mantenimiento. ¿Vemos un ejemplo?

 

Tutorial

Si quieres probarlo, lo primero que tienes que hacer es instalar el compilador de Typescript.

npm install -g typescript@rc

Después crear un archivo con la extensión .ts . Por ejemplo Hola.ts . Dentro escribimos un sencillo hola mundo en Typescript.

let saludo: string = 'Hola mundo'

console.log(saludo)

Guarda el archivo, y ejecuta en el terminal.

tsc Hola.ts

Se compilará nuestro fichero creando un nuevo archivo llamado Hola.js . Dentro encontraremos el siguiente código.

var saludo = 'Hola mundo';
console.log(saludo);

Y listo. Nos evitamos poner un punto y coma al final de cada línea, tenemos un control del tipo en cada variable y podemos usar el último estándar de Javascript (como let) que luego el compilador lo hará compatible para todos los navegadores. Si nos hubiéramos equivocado en cualquier lugar, el compilador os habría avisado sin necesidad de abrir el navegador.

 

Conclusión

El esfuerzo para aprender y utilizar Typescript es muy bajo, con unos beneficios enormes. Te he enseñado parte de su potencial, ahora depende de ti valorar si merece tu tiempo. Tal vez pienses que no hay nada tan eficiente y claro como un código puro en Javascript. Pero… ¿es productivo? ¿fácil de mantener?

Si te ha gustado deja un comentario.

 

Y si quieres especializarte en Front-End, te recomendamos realizar uno de estos dos programas de formación en IDECREA:

Andros Fenollosa Hurtado

Deja tu comentario: