¿Qué es hosting web y qué tipos de alojamiento existen?

Miniatura
  • 08.05.18
  • Blog > Didáctico

 

Cuando quieres poner en marcha tu propia web y no eres un experto en materia, seguro que recurrir a Google es tu primera opción (lo hacemos todos). ¿Qué necesito para crear una web? Puede ser un buen término de búsqueda, y los resultados serán: un hosting y un dominio. Pero ¿tienes claro qué es eso de hosting? ¿Sabes qué tipo de hosting existen? Y un dominio, ¿para qué lo necesito?

 

Hay muchos proveedores en Internet que ofrecen planes de hosting y, si haces una búsqueda un poco más exhaustiva, verás que muchos de ellos ofrecen tipos de alojamiento web diferentes. Saber cuál es el tipo de hosting que necesitas es fundamental para el futuro de tu web, así que, sin dar más rodeos empecemos. A continuación te explicamos qué es hosting web y qué tipos de alojamiento existen.

1. ¿Qué es el hosting web?

Si vas a poner en marcha tu propia página web y quieres que esté visible en Internet para que todo el mundo pueda visitarla, necesitarás “subir” o almacenar los archivos de tu web (contenido de texto e imágenes) en una especie de ordenador muy potente, llamado servidor web.

Decimos que un servidor web es una especie de ordenador potente porque, cualquier otro ordenador que tengamos en casa o utilicemos para trabajar no tiene las características necesarias (RAM, espacio en disco…) para almacenar una web y que esté visible en internet las 24h del día, los 7 días de la semana.

Por tanto, el espacio que ofrece estos servidores para almacenar una web y esté visible desde cualquier parte del mundo, lo llamamos hosting o alojamiento web.

Además de almacenar archivos y hacer que tu web sea accesible desde la red, es importante que sepas que, el hosting web tiene otro uso muy extendido e importante, especialmente si tienes una empresa, es que puedes utilizarlo como servidor de correo y crear cuentas de electrónico profesional del tipo comercial@tuempresa.com.

 

2. ¿Qué tipos de hosting o alojamiento web existen?

Actualmente el mundo del hosting web ha avanzado mucho y los proveedores de hosting han sabido adaptar su oferta a las necesidades de los consumidores. Cada vez, existen planes de hosting cada vez más especializados que permiten ajustarse a las necesidades concretas de cada web.

Está claro que si tienes un pequeño blog personal, no necesitarás los mismos recursos que una web de comercio electrónico como Zalando que mueve miles de visitas diarias.

Por tanto, veamos ahora los tipos de hosting o alojamiento web más importantes y cuando serían una buena opción en función del tipo de página web que quieras crear.

 

4. Hosting gratis

Se trata de un plan de alojamiento web con características más limitadas que cualquier otro plan de hosting de pago (normal, al fin y al cabo se trata de un servicio completamente gratuito). No todos lo proveedores de hosting web lo ofrecen, pero si estás empezando es una buena manera de aprender o probar algunas aplicaciones sin gastar ni un euro.

Y lo más importante, también te servirá para alojar una web. Por ejemplo, con el plan de hosting gratis de LucusHost, puedes crear una web corporativa o un blog te funcionará a las mil maravillas. Y, si el proyecto crece, siempre puedes pasarte a un hosting web de manera completamente automática.

 

3. Hosting compartido

Es muy común denominar como hosting o alojamiento web compartido al espacio de un servidor en el que compartes recursos de RAM o espacio en disco con más usuarios. No es la solución de hosting más avanzada, pero seguro que la más adecuada para la mayoría de usuarios que deciden crear una web o lanzar un negocio online.

Además, no es una solución nada costosa. Los planes de hosting web pueden rondar entre los tres euros mensuales cuando son para una sola web, o los diez euros cuando quieres almacenar más de un proyecto.

 

4. Hosting compartido con discos SSD o SATA

Ya te dijimos que había muchos tipos de hosting y, dentro de este tipo de hosting en el que compartes plataforma con más usuarios, tienes dos opciones: contratarlo con discos tradicionales (SATA o SAS) o con discos más modernos: SSD.

Si quieres una opinión: mejor discos SSD. Estos discos carecen de partes móviles y son bastante más resistentes a vibraciones que los tradicionales. Es una opción un poco más cara que la tradicional, pero el rendimiento y la velocidad que ofrecen estos discos es mucho mayor y tu web lo notará y ¡Google sabrá recompensarlo!

Lo más importante a la hora de escoger un plan de alojamiento compartido es contratarlo con un proveedor serio. No te fíes por promociones agresivas, busca referencias o comparativas y, si tienen un plan de prueba gratuita, ¡mejor que mejor! Siempre podrás probarlo antes de contratarlo y “poner a prueba” el soporte técnico que ofrecen. Los vas a necesitas más de una vez, y en muchos casos, piensa que lo vas a necesitar con urgencia, así que este es un punto clave a la hora de elegir un buen servicio.

 

5. Servidor privado virtual o hosting VPS

El hosting VPS consiste en poner a disposición del usuario un servidor exclusivo, no físico, sino virtual. Es decir, tienen recursos exclusivos de RAM o espacio y no se comparten con otros usuarios y para los clientes funciona como tener un servidor físico solo para ellos.

En esta modalidad, al igual que en los planes de hosting compartidos, muchos proveedores ofrecen diferentes tipos de VPS que los convierten en un servicio muy flexible y que se puede adaptar perfectamente casi a cualquier web.

Discos SSD, SATA o SAS

Ya te lo dijimos antes: mejor discos SSD para tener una web bien optimizada y que pueda ayudarnos con el posicionamiento SEO en Google. Son más rápidos y ofrecen más rendimiento que los discos SATA o SSD.

¿Pero por qué se siguen ofreciendo los discos tradicionales? Generalmente son una buena opción cuando necesitas un servicio de almacenamiento. Suelen tener bastante más capacidad de espacio que los discos SSD, por lo que si necesitas un servidor para almacenar información, como por ejemplo, backups, esta opción es muy buena también.

Administración

Otro punto a tener en cuenta a la hora de escoger un buen servidor VPS es la administración del servidor. Muchos proveedores te dan las dos opciones: gestionarlo tú mismo o los administradores de sistemas del proveedor.

Si tienes conocimientos técnicos para hacerlo, tendrás mucha más libertad y podrás gestionarlo a tu medida. En cambio, si no tienes conocimientos y, aunque generalmente suponga un plus en el precio del servidor, elige siempre que lo gestione el propio proveedor de hosting. Se trata de una tarea bastante compleja y es fundamental para sacarle el máximo rendimiento a la máquina virtual.

En definitiva, un servidor VPS es un servicio de hosting más avanzado ideal para proyectos que están creciendo y necesitan más recursos.

Imagínate que tienes un ecommerce con Prestashop o WooCommerce y hasta el momento lo has gestionado con un plan de hosting compartido. Últimamente ves que tus visitas empiezan a crecer y has decidido lanzar también campañas de email marketing o realizar campañas de publicidad en alguna plataforma online, es necesario cambiar de servicio, ¡necesitas algo más potente! No puedes permitir que un pico de tráfico colapse tu web y tires por la borda toda la inversión realizada.

 

6. Servidor dedicado

Es la opción más avanzada de todas y, posiblemente, la menos utilizada por un cliente final. En este tipo de hosting, el servidor físico se destina a un solo cliente con recursos de RAM o espacio disponibles al 100% para él.

Como te puedes imaginar, es una solución de hosting destinada a grandes proyectos que demandan una gran cantidad de recursos. Además, es necesario disponer de conocimientos técnicos para poder manejarte con él y el precio es significativamente superior al resto de opciones.

 

¿Qué otros servicios complementan a un plan de hosting?

Un plan de hosting web es el pilar fundamental para montar una web, pero no el único. Como vimos al principio del post, registrar un dominio es la segunda pieza del rompecabezas.

Dominios

Un dominio es un nombre único que identifica la dirección de tu página web en Internet. Por ejemplo, un nombre de dominio sería “idecrea.es”. Una vez que tu tecleas esa dirección en la barra de búsquedas, llegarás directamente hacia ella.

Como te puedes imaginar, tener un dominio es obligatorio si quieres que tu web esté en Internet y tus visitas te encuentren. En caso contrario, ¿cómo llegan a ti si no tienen una dirección web?

Certificado SSL

A lo largo de este post, hemos visto qué es un plan de hosting web, cuál debes elegir en cada caso y la importancia de un dominio para que te encuentren en la Red, pero ¿es suficiente con todo esto? La respuesta es no.

Te darás cuenta que casi todos los proveedores además de hosting web y registro de dominios, ofrecen también certificados de seguridad SSL. Son imprescindibles para cifrar la comunicación que se envía entre el navegador del cliente y el servidor, algo que tanto clientes como Google lo valoran muy positivamente.

Pero, ¿sabes lo mejor? En algunos casos, como en LucusHost tienen disponible Let’s Encrypt. Un certificado SSL gratis que encripta todas las comunicaciones y asegura tu web con HTTPS. Google reconocerá tu web como segura y mejora la confianza de tus visitas y clientes, protegiendo sus datos personales y de pago.

Para que nos entendamos, un dominio es como la dirección de tu casa “Calle Romero Nº4”, y el hosting es la propia vivienda, lugar en el que tú guardas tus objetos personales. Además de una dirección y vivienda, puedes complementar tu casa con un seguro de hogar, mejorarás la protección tanto de los que viven en ella, como la de los que vienen a visitarte.

¡Una última recomendación!

Si estás pensando lanzar tu propia web o abrir un negocio online, LucusHost puede ser una muy buena opción, y por varias razones:

 

  • Discos SSD: tienen disponibles planes de hosting y servidores VPS con discos SSD. Son claves para un rendimiento óptimo de tu web y darle un empujón al SEO de tu web.
  • Certificado SSL gratis: ya lo hemos visto antes. Tienes disponible Let’s Encrypt en todos los planes de hosting para proteger la seguridad de tus clientes con HTTPS.
  • Soporte especializado 24/7 en español: otro pilar fundamental de un buen proveedor de hosting. Están disponibles a cualquier hora del día por email, ticket y teléfono.
  • Pruébalo 15 días gratis: todos los planes de hosting disponen de un período de prueba gratuita de 15 días, sin necesidad de introducir tus datos de pago.

 

¿Quieres probarlo? Introduce el cupón “IDECREA” en el proceso de compra y llévate un 30% de descuento en la contratación de cualquier plan de hosting de LucusHost.

María Usán

Deja tu comentario: