Flash es un zombie, salta a HTML/CSS

Miniatura
  • 14.11.18
  • Blog > Didáctico

Aún hoy en día podemos encontrar profesionales que trabajan y usan Adobe Flash para crear sitios en internet. Hablamos de una tecnología con más de 2 décadas de existencia, creada en 1996 por Macromedia y comprada en 2000 por Adobe, que nos ayudó en su comento con la reproducción de contenido multimedia y creación de videojuegos. Superaba las limitaciones de los navegadores web de la época otorgando miles de posibilidades creativas con herramientas visuales y de programación (Action Script). Pero ha dejado de encajar con el mercado actual.

Por una parte nos encontramos que no posiciona en buscadores como Google (sin SEO). Si mi página no va a ser encontrada en la red tenemos un gravísimo problema. Es como quitar la cubierta de un libro y dejarlo en cualquier sitio de una biblioteca.

Además es un software propietario. Debemos pagar una licencia para trabajar con el editor oficial: Adobe Flash Profesional renombrado como Adobe Animate CC. Después debes pedir a tus visitantes que instalen y activen un plugin igual de privativo llamado Adobe Flash Player. Todo ello con la incomodidad de que los navegadores piden permiso en cada ocasión que necesiten ejecutarlo.

Tampoco hay que olvidar la mala fama que ha ido arrastrando todos estos años por la gran cantidad de agujeros de seguridad descubiertos por la comunidad. ¿Cómo podemos confiar en una herramienta que puede exponer los ordenadores de nuestros usuarios?

Por suerte la alternativa llegó sin hacer mucho ruido de manos de HTML con su versión 5 (HTML5/CSS3). Etiquetas para vídeo, audio, animaciones, maquetación sencilla, incrustación de contenido multimedia… y muchos otros estándares que están asentados o en camino. Si de verdad quieres ser un profesional ha llegado la hora que actualizarse, de aprender a Diseñar Webs del siglo XXI. Conceptos como CSS3, Flex, Grid CSS, animaciones CSS, transiciones, vectores, fuentes en WOFF2, SASS y otras tecnologías no deben sonarte: hay que dominarlas. Para ello dispones de nuestro Master de Diseño Web  para convertirte en un auténtico Front-End. Es hora de enterrar Flash en un agujero muy profundo para volar muy alto. Ni los buscadores, ni las empresas, ni los clientes te van a pedir que continúes usando el software de Adobe.

¿Pulsamos en actulizar?

Andros Fenollosa Hurtado

Deja tu comentario: