El engaño de las páginas enlatadas

Miniatura

Es muy recomendable tener una web para tu empresa, tienda, marca comercial o si trabajas como autónomo. No solo da información, sino que sirve como tarjeta de presentación o como primer contacto con el cliente. Curiosamente sin ella se desprestigia un negocio. Cuando se dan cuenta que no tienes web al cliente se le pasa por la cabeza muchas cosas, y no precisamente buenas. Si, tu negocio debería tener una presencia en la red a la altura… pero no a cualquier precio.

Cierta compañía, que no quiero nombrar por respeto, bombardea la TV con anuncios de: ¨Crea tu mismo la web para tu empresa de una forma sencilla con unos sencillos pasos.” Llevo muchos años en este mundillo y os digo que diseñar una web es de todo menos sencillo. Y más que pasos son saltos. Requiere de unos conocimientos no al alcance de todos. Es una profesión donde muchos practican pero pocos desempeñan bien. ¿Entonces donde esta el truco? Plantillas, mi querido lector. Esa web que vas a hacer es solo un marco que rellenas y que compartes con miles de personas. Un clon más. Un copy-paste a precio de oro. ¿Eso es realmente lo que quieres?

Lo que atrae a la gente no es el lema de Ikea: “háztelo tu mismo”. Sino su precio. Es bastante más barato usar este servicio de plantillas. Pero a cambio, debes montarla con el editor que ellos ofrecen, tiene poca personalización, no puedes meter todo lo que quieras, y el diseño esta ya hecho y lo compartes con más gente. Si no te importa nada de lo anterior, tienes mi bendición. Pero sino, deberías pensar en hablar con un diseñador web o aprender un poco de HTML.

Otras personas utilizar una página de Facebook. Engancha porque se configura en apenas unos minutos y cumple la misma función. O al menos en apariencia. ¡Las redes sociales deben ser un complemento de promoción, pero nunca un sustituto! Tus visitas nunca serán comparables a una web, y perderás toda identidad. Además, la percepción que tendrán de ti el cliente será la de un negocio dejado y vago.

Una web única representa a un negocio único. La elaboración es puro arte. Desde el diseño hasta la implementación, y eso debe estar en manos de un profesional. Por supuesto que es más caro. Ahí es donde debes sopesar si es una inversión que puedes permitirte. La decisión es tuya: ¿quieres una web prefabricada o una web para ti?

Andros Fenollosa Hurtado

Deja tu comentario: