El Diseño Gráfico como profesión

Miniatura

La ignorancia sobre la profesión del diseñador gráfico sigue palpable en la sociedad.

Ya en los años 80, los profesionales del diseño se preocupaban por este tema, como Massimo Vignelli, que en el discurso inaugural del Simposium sobre la Historia del Diseño Gráfico de la University Chicago Press que se celebró en 1983, formuló las necesidades y aspectos a tener en cuenta para definir la profesión del diseño gráfico.

  • Averiguar más acerca de la historia del diseño gráfico, desde los romanos hasta la industrialización, pasando por Gutenberg y la ilustración. Conociendo cómo los cambios culturales afectaban a las publicaciones de la época.
  • Estudiar cómo la publicidad ha afectado al diseño gráfico.
  • Teoría de la comunicación.
  • Crítica. “Otras profesiones como la arquitectura, por decir una, están sostenidas y avanzadas por el criticismo”.
  • Documentar todo lo que se hace, mayormente como herramienta para las generaciones venideras.
  • Saber más sobre tecnología. “Necesitamos Gutenbergs de nuestro tiempo”.
  • Evaluar el movimiento moderno, como se hace en otras disciplinas. La continua evaluación permite escoger las mejores producciones para que sigan siendo referentes y dejar de lado las modas pasajeras.
  • Mejorar el estado de la educación en las escuelas de diseño, incluyendo más nivel de cultura, historia y filosofía.

Equilibrio entre forma y contenido.

Como podemos observar, Vignelli se basaba en estos seis grandes pilares:

  • Historia
  • Teoría
  • Crítica
  • Documentación
  • Tecnología
  • Cultura

 

Dseño Gráfico Curso

 

Y debemos seguir trabajando en ellos para poder universalizar la profesión del diseñador gráfico. Demos conseguir que llegue el día en que la mayoría de la población entienda el diseño gráfico como una disciplina mediante la cual comunicamos de forma visual una idea con un público y unos objetivos claros. Y que dejen de pensar que sólo hacemos dibujitos, que retocamos fotos y que total, ponemos unas letras en un fondo de color…

Por Nereida Tarazona

María Usán

Deja tu comentario: